lunes, 18 de mayo de 2009

16 - Mayo - 2009 Laguna de la Nava

Itinerario seguido para la realización de esta marcha

Salimos del pueblo de Nava del Barco y cogemos una pista, en no muy buenas condiciones para los coches, que nos lleva hasta un aparcamiento junto al Puente de la Yunta, punto en el que dejamos los coches y empezamos nuestra ruta a pie, que nos llevará, después de unas tres horas, hasta la laguna de la Nava.

La primera parte de la marcha, la hacemos por una pista forestal que va ascendiendo suavemente, hasta que llegamos a una puerta de hierro, momento en el que abandonamos la misma y comenzamos a caminar por unos prados con abundante vegetación y a veces incluso con mucha abundancia de agua.

En este momento, ya contemplamos las estribaciones del que será nuestro destino, el llamado "Corral del Diablo" y que alberga la Laguna de la Nava, objetivo final de nuestra marcha.

Seguimos caminando durante otro buen rato sobre una alfombra verde, lo cual hace que nuestros pies no sufran mucho y el paseo sea muy agradable a la vista. La marcha por ahora se hace muy distendida y a buen ritmo pero sin pausas con lo cual se van cumpliendo los horarios previstos en un primer momento.

Hacia la mitad del camino, cruzamos la garganta, no sin alguna dificultad debido al caudal de agua que lleva el río, y todos conseguimos superarla y no mojarnos o caernos al mismo.

A partir de este momento, el camino se hace mucho mas abrupto, la hierba y los prados amplios y abiertos, dejan paso a una gartante bastante estrecha, por la cual baja el río formando imnumerables cascadas, y llena de piedras, lo cual dificulta un poco más la marcha. También el camino se hace bastante más empinado y difucultoso, pero debido al buen trazado del mismo se logra superar sin muchas difucultades.

Finalizado este tramo, conseguimos llegar a la laguna de la Nava, la cual se asienta en el fondo de un circo de reducidas dimensiones y en el cual en invierno, la gente suele hacer escalada sobre hielo.

Proseguimos un poco más la ascensión y se plantea la posibilidad de alargar la marcha con dos posibilidades; la primera dar la vuelta al Corral del Diablo y la segunda, intentar ascender por este lado al Pico "El Pelao", pero al final lo único que hacemos es subir un poco para dar vista desde arriba a la laguna de la Nava.

En este punto, decidimos hacernos la foto de grupo, y después de unos momentos de relax, volvemos a descender hasta la zona verde de la presa, que retiene las aguas de la laguna, para dar cuenta del almuerzo.

Como podréis comprobar, estos momentos de asueto, cada uno los disfruta a su manera, y después del café, unos deciden tumbarse un poco al sol y otros nos acercamos hasta unas cascadas que descendían desde lo alto del circo y reflescarnos con su agua.

Iniciamos el descenso por el mismo camino que anteriormente habiamos hecho. Existe otro camino por la otra márgen de la gargante, pero ante el descocimiento del mismo, tomamos el mismo camino de la ida.


Como el calor no nos agobia demasiado, le hacemos el mismo pausadamente, charlando y comentando, disfrutando del día y con la sensación del deber cumplido y con la propuesta y la intención de afrontar otro día nuevos retos por este mismo lugar, siempre y cuando madruguemos un poquito más.

Cuando ya nos queda muy poco para llegar al lugar donde habíamos dejado los coches, el equipo escoba (también llamado consejo de sabios) van deliverando sobre "la iglesia" en la cual haremos la última parada técnica para saciar la sed y reponer unas pocas de las fuerzas gastadas. Después de que cada uno de ellos expresara su opinión e intentase convencer a los otros, parece que logran ponerse de acuerdo y llegar a una decisión salomonica, tomar el pan y el vino en la primera "iglesia" que encontremos, en este caso la de Navatejares, donde degustamos unas muy ricas viandas en la terraza.

1 comentario:

Carlos dijo...

Hola buenas. Bonita ruta, sí. Yo mañana parto para allá. La intención era hacer laguna de la Nava, laguna de los Caballeros, laguna del Barco y vuelta. Pero por lo visto aún hay bastante nieve a partir de 2000 m de altitud y quizá los pasos de una a otra se compliquen. Ya veremos...
Por cierto, la pista que va hasta el puente de la Yunta está en muy mal estado?
Un saludo.